Saltar al contenido

¿Cómo ayuda el test de las 16 personalidades a desarrollar tus puntos fuertes?

El test de las 16 personalidades, también conocido como el Indicador de Tipo Myers-Briggs (MBTI, por sus siglas en inglés), es una herramienta psicológica diseñada para ayudar a las personas a entenderse a sí mismas y a los demás a través de la identificación de su tipo de personalidad. Basado en la teoría de los tipos psicológicos de Carl Jung, fue desarrollado por Isabel Briggs Myers y su madre, Katharine Cook Briggs. Aquí te explicamos cómo funciona:

Fundamentos Teóricos

El MBTI se basa en la combinación de cuatro dimensiones con dos posibles preferencias en cada una, resultando en 16 tipos distintos de personalidad. Cada tipo de personalidad se identifica por un código de cuatro letras, cada una representando una preferencia en su dimensión correspondiente: Extraversión (E) o Introversión (I), Sensación (S) o Intuición (N), Pensamiento (T) o Sentimiento (F), y Juicio (J) o Percepción (P).

  • Extraversión (E) vs. Introversión (I): Describe dónde prefieres enfocar tu atención y obtener energía; ya sea del mundo exterior y la acción (E) o del mundo interior y la reflexión (I).
  • Sensación (S) vs. Intuición (N): Se refiere a cómo prefieres recibir información. Los que prefieren la sensación se enfocan en la realidad y los hechos (S), mientras que los intuitivos buscan patrones y posibilidades (N).
  • Pensamiento (T) vs. Sentimiento (F): Indica cómo tomas decisiones. Aquellos con una preferencia por el pensamiento se basan en la lógica y la objetividad (T), mientras que los que prefieren el sentimiento se guían por valores y consideraciones personales (F).
  • Juicio (J) vs. Percepción (P): Describe cómo prefieres vivir tu vida exterior. Los que prefieren el juicio aprecian la decisión y el orden (J), mientras que los que prefieren la percepción valoran la flexibilidad y la espontaneidad (P).

Tipos de personalidades

A continuación, se describen brevemente los 16 tipos de personalidad:

  1. ISTJ – El Inspector: Práctico, realista, con una gran capacidad de concentración y una preferencia por la organización y la lealtad.
  2. ISFJ – El Protector: Compasivo, dedicado, y con un fuerte sentido del deber, valora la seguridad y la tradición.
  3. INFJ – El Consejero: Visionario, creativo, con un fuerte sentido de la integridad y la originalidad, orientado hacia el servicio a los demás.
  4. INTJ – El Arquitecto: Innovador, independiente, estratégico, y crítico, con un enfoque en la mejora continua y la competencia.
  5. ISTP – El Artesano: Observador, experimentador, lógico, y pragmático, disfruta de trabajar con herramientas y técnicas.
  6. ISFP – El Compositor: Amable, sensible, artístico, y curioso, valora la armonía y la estética.
  7. INFP – El Idealista: Reflexivo, ético, leal, y motivado por valores, busca la autenticidad y la expresión personal.
  8. INTP – El Pensador: Analítico, abstracto, teórico, y curioso, se enfoca en la exploración de ideas y la innovación.
  9. ESTP – El Promotor: Energetico, pragmático, adaptable, y centrado en la acción, disfruta de la emoción y el desafío.
  10. ESFP – El Intérprete: Sociable, espontáneo, amante de la diversión, y orientado a la experiencia, valora la estética y la acción.
  11. ENFP – El Campeón: Entusiasta, creativo, sociable, y libre de espíritu, busca inspirar y motivar a los demás.
  12. ENTP – El Visionario: Inventivo, ingenioso, diverso, y analítico, disfruta del debate y de explorar nuevas posibilidades.
  13. ESTJ – El Supervisor: Organizado, decidido, convencional, y líder, valora la eficiencia y la estructura.
  14. ESFJ – El Proveedor: Cálido, cooperativo, práctico, y orientado a las personas, busca armonía y trabaja bien en equipo.
  15. ENFJ – El Maestro: Carismático, persuasivo, y orientado al crecimiento personal, enfocado en cultivar el potencial en los demás.
  16. ENTJ – El Comandante: Decisivo, visionario, líder, y ambicioso, con un enfoque en la meta y la eficiencia.

Conclusión

Cada tipo de personalidad tiene sus propias fortalezas, debilidades, y preferencias en cómo perciben el mundo y toman decisiones. Estas descripciones ofrecen un punto de partida para el autoconocimiento y la comprensión de las diferencias individuales, aunque es importante recordar que la personalidad de cada individuo puede variar dentro de los límites de su tipo MBTI.

En definitiva, conocer nuestra personalidad puede ayudarnos a comprender el porqué de nuestras acciones así como poder desarrollar nuestras habilidad, marcar nuestras metas y desarrollar nuestra trayectoria profesional.

Si buscas desarrollar tu carrera profesional dentro de la Industria Científica, Farmacéutica, Médica y Tecnológica y potenciar tus Soft Skills, puedes realizar una de los programas de posgrado con prácticas garantizadas en empresas reconocidas que ofrecemos desde STEM Future Education.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Consigue una beca sin compromiso contactando con nosotros: